NINGÚN VECINO NI VECINA TENDRÁ AUMENTOS EN LA TASA MUNICIPAL

El Municipio desmintió versiones maliciosas acerca de aumentos en las tasas municipales. Para solventar los crecientes gastos generados por la pandemia el intendente dispuso la creación de una tasa especial que solo pagará el 4 % de las empresas, como los bancos o el bingo.

El Municipio de Morón informó hoy acerca de las medidas tributarias impulsadas para hacer frente a la caída de recursos y el aumento de gastos generados por la pandemia de coronavirus. En primer lugar, y a los efectos de desmentir versiones maliciosas impulsadas desde la oposición, se descartaron subas en la Tasa de Servicios Generales que pagan los vecinos y vecinas de Morón, así como también en la Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene que tributan alrededor de 12.000 comerciantes e industriales del distrito. Tampoco aumentará el resto de los tributos que cobra la comuna. Solo dos grandes empresas de servicios públicos recibirán un incremento en la TISH.

En lugar de aumentar lo que paga la comunidad y el empresariado castigado por la crisis de la pandemia, el Gobierno municipal impulsa la creación de una Tasa especial para Estudio y Prevención Epidemiológica, que solo tributarán menos de 500 grandes empresas con importante capacidad contributiva (autopista, bancos, entidades financieras, bingos, agencias hípicas y empresas aerocomerciales, entre otros). Es decir, que serán alcanzados por el nuevo tributo un número de contribuyentes que no llega al 4% del total del universo de la TISH (menos del 0,25% de las partidas emitidas por el Municipio).

Al contrario de lo que se dice en la campaña falsa organizada por sectores de la oposición, el intendente Ghi dispuso hace varias semanas la eximición del pago de la TISH a alrededor de 10.000 comercios e industrias afectados por el cierre de actividades como consecuencia de la pandemia. De ese modo, durante los meses de marzo, abril, mayo y junio el Municipio dejó de percibir el tributo por parte del 85 por ciento de los contribuyentes de TISH afectados por la crisis.

Otra forma en la que el Municipio solventará los enormes gastos derivados de la atención de la situación sanitaria y la caída en la recaudación es a través de la incorporación de un tributo que ya se cobra en 25 municipios del conurbano (Vicente López, Hurlingham, Escobar, San Isidro o Ituzaingó, entre otros): la Tasa de Mantenimiento de la Red Vial, que contempla un aumento en el precio de combustibles líquidos de ochenta y cinco centavos por litro, y sesenta y siete centavos por cada m3 de GNC.

Entre las reformas impulsadas por la comuna, también se encuentra una quita de hasta el 100 por ciento de los recargos, intereses punitorios y multas para deudas de todas las tasas, entre otras medidas destinadas a facilitar el cumplimiento de las obligaciones de las y los contribuyentes.

De esta forma, el Gobierno local espera poder continuar prestando la totalidad de los servicios, con una adecuación mínima, progresiva y equitativa del esquema tributario municipal.