Nuevo golpe al delito

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de Morón y la Policía local colaboraron en un operativo que encabezó la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en el cual se logró desbaratar una organización criminal que se dedicaba al alquiler y venta de armas ilegales a delincuentes. Se realizaron dos allanamientos, el primero en un local comercial en Morón centro, donde se encontraron al menos 11 armas no registradas y más de 1200 municiones. El segundo tuvo lugar en un domicilio particular en Morón sur, donde se secuestraron municiones de armas de guerra y elementos para la fabricación de las mismas. La investigación estuvo a cargo de la UFI N°5 de Morón, que encabeza el fiscal Claudio Oviedo.